Los empresarios del sureste de Madrid se interesan por Cuba

01/10/2015


Madrid, 30 sep (EFE).- Un grupo de empresarios del sureste de Madrid ha asistido hoy en Arganda del Rey a una jornada destinada a conocer las oportunidades de negocio que ofrece la apertura económica de Cuba.

El evento, organizado por una consultora asentada en el sureste de la capital y por la Asociación de empresarios de Arganda y comarca (ASEARCO), ha ofrecido "respuestas prácticas a los empresarios que desean establecer relaciones comerciales con Cuba o abrir allí un negocio", dice esta Asociación en una nota.

El presidente de ASEARCO, David París, ha justificado la convocatoria por el convencimiento de que entre las "obligaciones" de la entidad está "abrir fronteras" para los empresarios.

Los temas centrales de la jornada, dice la nota, han sido los sectores prioritarios de actividad que el Gobierno cubano pretende impulsar mediante la inversión extranjera, y la actividad de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZED).

Los empresarios del sureste madrileño han recibido información sobre las diversas posibilidades de implantarse en Cuba, han escuchado la opinión de varios expertos y han evaluado los beneficios fiscales existentes para empresas gracias a la nueva Ley Cubana de Inversión Extranjera.

Uno de los ponentes, miembro de la consultora CE Consulting Empresarial, Luis Baños, explicó que en Cuba hay "oportunidades de negocio en todos los sectores" y "muchas propuestas de apertura de empresas en la zona procedentes de todo el mundo".

Por este motivo, Baños ha explicado que al abordar la posibilidad de asentarse empresarialmente en Cuba es "muy importante marcarse una 'Hoja de ruta' para iniciar el proceso de entrada en el país".

Es necesario, según este experto, "alinear los intereses empresariales con los planes de desarrollo contemplados por la Isla".

"Es fundamental también identificar y acceder a los interlocutores adecuados además de contrastar la viabilidad del proyecto con la realidad económica del país", ha dicho Baños a los empresarios.

Según el consultor, "hay que contar con los plazos de pago existentes, pues las empresas han de ser capaces de aguantar, con sus propios recursos, largos periodos de hasta uno o dos años o bien los costes de los instrumentos financieros que apoyen su aventura empresarial".



[Volver]